Apple la lía generando una crisis de desarrolladores en su App Store

Tras bloquear la nueva aplicación de correo electrónico Hey, Apple se enfrenta a la desconfianza de sus desarrolladores por cobrar el 30% de cada transacción en apps

Por ,
app-store

Apple creía que tendría una WWDC, su evento para desarrolladores anual, tranquila ya que esta vez tiene todo controlado al realizarse totalmente online debido al coronavirus. Pero nada más lejos de la realidad.

A pocos días del inicio de «la semana grande» de Apple donde la empresa muestra todas las novedades en software (y alguna novedad en hardware) Apple se enfrenta a la peor crisis entre los desarrolladores y su plataforma.

Apple ha generado miles de millones de dólares a desarrolladores mediante las compras en Apps, pero también se ha beneficiado tremendamente de ellos

Durante toda la semana se lleva hablando de Hey, otro servicio de correo electrónico de pago que dice revoluciona como se gestiona el email. Pero el rechazo de Apple por publicar una actualización ha generado una crisis entre la empresa y la fuerza de desarrolladores independientes que usan las apps de iOS para ganar dinero.

Hey, como miles de otras aplicaciones en la App Store, cobra una cifra concreta por el servicio para poder usar su plataforma de correo electrónico. 99 dólares al año o 999 dólares al año si quieres un nombre de usuario de 3 letras.

Al ser un servicio de pago las reglas de la App Store indican que deben ofrecer ese pago mediante la pasarela de pago de Apple que permite cobrar esa cifra, o cualquier otra, directamente a la cuenta asociada.

El problema es que Apple se llevará el 30% de cada transacción (aunque hay matices y menores porcentajes dependiendo de lo que se cobre o el tipo de app, pero es la media).

Esto es algo que Basecamp, los desarrolladores de Hey, no creen que sea justo ya que recorta considerablemente los beneficios de su servicio.

¿De dónde sale la comisión del 30% de Apple? De unas reglas tremendamente anticuadas de música

El reparto 70/30 viene de la era de iTunes Music Store y de lo costoso que era entonces almacenar y enviar archivos de música de varios megas. Pero son reglas tan desfasada y que nada tiene que ver con los costes operacionales de hoy en día.

En una entrevista a Steve Jobs en el WSJ (vía 500ish), el co-fundador de Apple comentaba lo siguiente.

La división del 70-30, ¿sigue funcionando económicamente de la manera que me dijo la última vez que hablamos, que es que podría ganar algo de dinero, pero no espera que sea una gran fuente de ganancias?

Claro. Es igual que iTunes.

Incluso con su gran popularidad, no intentarán…

No. Cuesta dinero mantenerlo. Esas aplicaciones gratuitas cuestan dinero almacenarlas y entregarlas inalámbricamente. Las aplicaciones de pago también cuestan dinero. Tendrán que pagar por algunas de las aplicaciones gratuitas. No esperamos que sea un gran generador de ganancias. Esperamos que agregue valor al iPhone. Venderemos más iPhones por eso.

Esto debería quedarle totalmente claro a todo el mundo: Sin las apps Apple no estaría en la posición dominante en la que está ahora mismo.

El ecosistema de apps creado por otros desarrolladores es la que da valor al iPhone. No iOS, no sus apps. Instalar otras apps para comunicarte, trabajar, estudiar o entretenerte. Por lo tanto, estos desarrolladores y su software son en gran parte quienes han logrado que Apple venda millones de iPhone en todo el mundo.

«Si no te gusta, vete», el recurso más repetido por quien tiene la posición dominante

Durante 2019 Apple ha generado unos 519.000 millones de dólares de beneficios para desarrolladores de los cuales «solo» unos 77.850 millones de dólares se verían afectados por la comisión 70/30. Con esto Apple está diciendo que ni el problema es tan grande y que la mayoría de los desarrolladores ganan dinero con las apps. Pero estas cifras sólo cuentan una parte de la historia. ¿A caso hay otra solución para tener apps en un iPhone?

Hay empresas (pequeñas, medianas, grandes y multinacionales) e individuos (como desarrolladores independientes) que se echan a temblar cada vez que suben una actualización a la App Store. Una infracción de sus reglas y la app no se actualizará o nunca verá la luz del día.

El equipo de verificación no da muchas más pistas sobre los errores que han cometido más que citar los puntos de la guía para desarrolladores que se han incumplido. Buena suerte intentando contactar con ellos. Si eres un desarrollador indie esto puede generar en un enorme problema.

Se puede decir que es la tienda de Apple y ellos ponen las reglas y cada usuario decide publicar sus apps dando su consentimiento. Apple defiende estas reglas porque, bueno, es su tienda y puede hacer con ella lo que quiera. Pero, ¿dónde si no van a publicar sus apps para iOS?

Las empresas no pueden no estar en el mundo móvil porque vivimos la era del todo conectado desde nuestro móvil. Simplemente no es una opción no ofrecer una app para iOS y otras plataformas. Y Apple tiene el control total y absoluto sobre qué se puede o no se puede instalar.

Esto es posición dominante. Una en la que en parte es entendible estar de acuerdo porque protege al usuario, pero por otra limita sus opciones.

app-store
Foto (CC) Bagus Hernawan/Unsplash

En papel los beneficios de la App Store son evidentes. Tú publicas una app, ofreces un servicio de pago para ganar dinero y así seguir desarrollando y mejorando el servicio. Apple como intermediaria con su software (App Store, iOS) y su hardware (iPhone) se llevan un porcentaje. Pero esto no es así siempre.

Las aplicaciones de Google en iOS generan miles de millones de dólares de beneficios a Google por el uso de G Apps, su servicio de pago para empresas, pero sus apps no se retiran.

Los bancos ofrecen dentro de sus apps servicios financieros pero Apple no se lleva ningún porcentaje (aunque sean diferentes categorías de las de Hey o Spotify y se las trata con reglas diferentes, pero al final ofrecen servicios digitales y/o financieros).

app-store

¿Por qué no todos los desarrolladores se ven afectados? ¿Por qué Spotify como claro rival para Apple Music no puede acceder a los mismos beneficios que su servicio de música como una mejor integración con Siri o una app independiente para Apple Watch?

Esto es una evidente posición dominante porque «su tienda, sus reglas y si no te gusta, vete». Exactamente por este motivo la Unión Europea inicia una investigación y en Estados Unidos hay otra en marcha.

Por estos motivos la mayoría de desarrolladores tratan de minimizar las compras en apps, directamente sin añadirlas como podría ser Netflix o Prime Video, o solo ofreciendo una pantalla para acceder al servicio aunque sea de pago, como es el caso de Spotify.

En realidad todo se reduce a un problema de opciones en el ecosistema de Apple

Esto tiene una solución tremendamente sencilla: abrir otras vías para ofrecer compras en la App Store que no sean «compras en la app».

Simplemente ofreciendo un enlace que abra una página web en el navegador y el usuario rellene un formulario para que le ofrezcan un servicio y todo esto desaparecería del día a la mañana.

Y lo mejor de todo es que esta opción es una opción mas engorrosa para le usuario que simplemente pulsar un botón y que se cobre vía la App Store. Pero la cuestión aquí es dar mas opciones, aunque sean más difíciles para el usuario, que por otro lado nunca se le debe subestimar.

+ Info | Hey, TechCrunch

Compartir en:

Los comentarios están cerrados.

Últimos vídeos