Diferencias entre Xbox Series X vs Series S ¿cuál elegir?

La diferencia más importante entre la Xbox Series X y S es la potencia gráfica, aunque también tiene menos almacenamiento y carece de Blu-ray

Por ,
xbox-series-s

Esta semana Microsoft sorprenció a todos con el anuncio de la Xbox Series S, la hermana pequeña de la Series X con algunas diferencias clave. La más evidente es el precio; 299 euros frente a 499.

Este precio de 299€, el más bajo en la historia de una consola de nuevo lanzamiento de Xbox, pone en jaque a Sony. Habrá que esperar a este próximo miércoles para conocer la respuesta de PlayStation, incluyendo su precio.

xbox series x s

Pero mientras tanto, si que podemos comparar ambas Xbox series para valorar dónde está la diferencia de 200 euros. Porque es evidente que en algunos puntos, la Xbox Series S ha recortado prestaciones frente a la Series S.

Las diferencias más importante entre la Xbox Series X y S están en la potencia gráfica, aunque también tiene menos almacenamiento y carece de Blu-ray

Lo más evidente es el diseño. La Series S es aproximadamente de la mitad de tamaño. Pero su aspecto no es como una Series X cortada por la mitad, como habían mostrado algunas imágenes digitales. Su diseño será más parecido a una Xbox One X pero más compacta.

Este modelo será la primera consola con el sello ‘todo digital’, es decir que carece de lector de discos ópticos Blu-ray. Los juegos solo se podrán obtener mediante descarga.

Por dentro de la consola más pequeña del catálogo de Xbox nos encontramos con. una Series X recortada también en algunas características. Aunque mantiene buena parte de las tecnología de la nueva generación

Se podrán jugar a los mismos juegos que en la X, ya que incluye las tecnologías de RayTracing DirectX, frecuencia de refresco adaptativo, Variable Rate Shading y baja latencia.

Sin embargo las diferencias las encontramos en la potencia gráfica que pasa de 12 Teraflops a 4, la cantidad de almacenamiento que baja de 1 TB a 512 GB y la ausencia de Blu-ray.

Si pues el recorte más destacable es que en vez de poder disfrutar d juegos hasta 4K a 120 fps, la Series S está militaba a un máximo de 1440p a 120 fps, aunque puede hacer reescalado 4K.

De hecho cabe destacar que si bien la potencia gráfica ‘bruta’ es menor que los 6 Teraflops de la Xbox One X, el resto de tecnologías de nueva generación incluidas, compensan de sobra este parámetro. Especialmente si tenemos en cuenta la velocidad de trasferencia de la unidad de almacenamiento SSD NVMe.

En resumen, la Xbox Series S ofrece buena parte de las mejoras de la Series X pero reduciendo la potencia gráfica máxima de 4K a 1440p. El resto de los recortes son son tan cruciales.

Ahora la pelota está en el tejado de la Sony que desvelará las últimas novedades de la PlayStation 5 en unos días.

+ info | Microsoft

Compartir en:

Los comentarios están cerrados.

Últimos vídeos