LG Puricare, probamos la mascarilla inteligente que no empaña las gafas

La mascarilla LG Puricare cuenta con dos ventiladores y filtro HEPA para maximizar el flujo y calidad del aire que respiramos

Por

LG anunció su mascarilla LG Puricare Air Purifying Mask, probablemente la mascarilla de consumo más tecnológica del mercado. Y, por supuesto, en el clipsetlab ya la hemos probado.

Pero antes de seguir adelante hay que tener en cuenta su precio: 150 euros. Un precio notablemente más elevado que las mascarillas desechables o reutilizables. Aunque la propuesta de LG apunta alto también en otros puntos.

Lo más evidente es que es una mascarilla con un armazón rígido. Sobre él, se instalan los filtros HEPA 13, el adaptador facial y cuenta con dos ventiladores integrados.

Estos ventiladores son los encargados de forzar el flujo de aire con tres niveles diferentes. Cada uno para un volumen de aire diferente en función de la actividad.

La mascarilla LG Puricare cuenta con dos ventiladores y filtro HEPA para maximizar el flujo y calidad del aire que respiramos

Pese a ser voluminosa, no es especialmente pesada. Aunque si se va a llevar durante mucho tiempo cuenta con una sujeción de plástico para colocar en la nuca y descargar parte del peso.

Su uso es agradable y se adapta muy bien a cualquier tipo de cara. La mayor pega que podemos encontrar es que reduce el volumen de voz más que las mascarillas desechables. Algo que los conspiranoicos de la libertad de expresión podrían ver como un refuerzo de sus teorías.

Por otro lado, al tener una carcasa rígida se puede personalizar con pegatinas o similares, aunque hay que tener en cuenta que se debe limpiar con regularidad.

También hay cambiar los consumibles, que básicamente son los filtro HEPA y los protectores faciales. Ese gasto mensual puede ser de unos 20 euros.

+ info | LG

Compartir en:

Los comentarios están cerrados.

Últimos vídeos