Mazda CX-30, probamos el SUV con motor Skyactiv X

El motor de gasolina Skyactiv-X del Mazda CX-30 puede funcionar como un diésel, gastado y contaminando menos

Por

El Mazda CX-30 es un automóvil que destaca por contar con el exclusivo motor Skyactiv-X. La tecnología e ingeniería del conjunto hace que sea un motor de gasolina capaz de funcionar como un diésel en determinadas situaciones.

El motor de gasolina Skyactiv-X del Mazda CX-30 puede funcionar como un diésel, gastado y contaminando menos

La peculiaridad del motor Skyactiv X reside en su capacidad de funcionar por compresión (como los diésel) usando una mezcla pobre de gasolina. esto supone un menor consumo de gasolina y por lo tanto menos emisiones.

Este modo entra en funcionamiento cuando se va a una alta velocidad con pocas revoluciones. En el resto de situaciones funciona como un motor de gasolina normal. Más o menos.

Porque otra de las tecnologías escondidas del Mazda CX-30 es el motor eléctrico Mild Hybrid. Este motor aporta potencia en el arranque y en los adelantamientos, usando la tracción eléctrica que es más inmediata.

Gracias a esto último es capaz de obtener la certificación Eco y por lo tanto tener las ventajas de circulación y aparcamiento asociadas a estos vehículos.

Pero el CX-30 no es un automóvil centrado en su motor. También tiene un importante componente tecnológico y diseño que se puede apreciar en multitud de detalles.

Además de ser compatible con Android Auto y Apple CarPlay, cuenta con cargador inalámbrico, puertos USB, Head Up Display (HUD) y un llamativo sistema de visión periférica en 360 grados.

+ info | Mazda

Compartir en:

Los comentarios están cerrados.

Últimos vídeos