La mini botella de buceo (tipo SMACO) que viaja contigo, a prueba

Esta mini botella de buceo ofrece una experiencia mixta entre el snorkel y el scuba para explorar el mar, sencilla, portátil y asequible

Por

Cuando se está de vacaciones en un sitio con playa, es habitual hacer snorkel (buceo de superficie con máscara y tubo). El siguiente paso es el buceo con botella, pero habitualmente es una opción que requiere de alquilar un equipo completo (botella, regulador, chaleco, etc) en un centro de buceo. A medio camino se encuentran esta mini botella de buceo que permite un uso combinado de ambas disciplinas.

Primero de todo hay que avisar que el uso de botellas de aire comprimido requiere de una serie de conocimientos y experiencias que recomendamos adquirir en un curso de buceo homologado. Solo así se puede utilizar con seguridad un sistema como la mini botella de buceo que hemos probado.

Las mini botellas de buceo, conocidas como SMACO por la marca que las popularizó, son una versión mas compacta y ligera que las clásicas. Las ventajas son que se pueden llevar a cualquier lado en el equipaje y que ofrecen la oportunidad de inmersiones de algo más de profundidad y duración que el snorkel.

Esta mini botella de buceo ofrece una experiencia mixta entre el snorkel y el scuba para explorar el mar, sencilla, portátil y asequible

Existen modelos de 0,7, 1 y 2 litros que permiten bucear durante unos 10 minutos, dependiendo de la experiencia del buceador. Su uso puede ser combinado con el buceo de superficie, cuando se quiere ir un poco más allá, o como sistema de emergencia si buceamos con un sistema más avanzado.

Eso sí, no recomendamos usarlo como sistema principal en una inmersión de profundidad ya que su escaso volumen apenas da capacidad de aire para hacerlo con seguridad.

El aire se puede introducir mediante compresores, pero también cuenta con un inflador manual que es la combinación perfecta para los viajes de aventura a lugares recónditos. Eso sí, se requiere paciencia y esfuerzo para lograr meter el aire a presión antes de cada inmersión. Aproximadamente se puede tardar unos 30 minutos en conseguirlo.

+ info | buceo

Compartir en:

Los comentarios están cerrados.

Últimos vídeos