Leica SL3, la Leica más compatible con sensor de triple resolución, a prueba

La nueva SL3 busca posicionarse como la Leica más completa en prestaciones, pero en competencia directa con Nikon, Canon, Sony o Panasonic

Por ,

La familia Leica SL es tal vez la menos exclusiva de todo su catálogo, por eso la llegada de la nueva SL3 puede no levantar tantas pasiones como las M. Sin embargo, su similitud con otras DSLM hace que sean la más práctica para fotógrafos multipropósito.

Eso sí, ligera, lo que se dice ligera no es. Son 769 gr sin objetivo ni batería. Teniendo en cuenta lo que suelen pesar las ópticas Leica, se va por encima del kilo y pico sin despeinarse. Pero ojo, no hay que olvidar que la SL2 pesaba incluso más.

Y es que estamos ante una cámara mirrorless de formato completo (Full Frame) con montura L, que comparte con Panasonic y Sigma como socios principales de la alianza. Esto le aporta una compatibilidad con objetivos ‘no Leica’ tan interesante como única.

Gracias a ello no solo hay un mayor numero y tipo de focales donde elegir, también hay alternativas 100% compatibles en todas las funciones y bastante más baratas. Algo que convierte a esta Leica en una especie de cámara de sistema abierto… al menos si se compara con sus hermanas M.

La nueva SL3 busca posicionarse como la Leica más completa en prestaciones, pero en competencia directa con Nikon, Canon, Sony o Panasonic

Lo más interesante de la nueva SL3 es que Leica ha usando el mismo sensor que en la M11. Un sensor de 60 Mp que, procesador Maestro IV mediante, es capaz de funcionar a 60, 36 y 18 Mp sin ningún tipo de recorte. Es decir que usan el agrupamiento de píxeles, pixel binning que ya es habitual en las cámaras de los móviles.

Gracias a ello no solo puede ajustar el nivel de resolución de las imágenes a cada situación o tipo de publicación. Esto también ofrece diferentes respuestas en función de la resolución seleccionada. Un mayor detalle a máxima resolución, un menor ruido a la mínima y un mejor rango dinámico en la intermedia.

A partir de aquí las sensaciones son divergentes. No hay duda de la calidad de imagen que puede ofrecer la SL3 con los objetivos Leica. El procesado de imagen y los ajustes del sensor le aportan el carácter diferencial frente a otras marcas.

Cuenta con estabilizador de imagen IBIS, grabación de video hasta 8K o en ProRes, una pantalla táctil de 3,2 pulgadas que ahora es abatible y un gran visor OLED de 5,67 megapíxeles.

Pero hay que tener muy presente que no es una cámara tan ágil en su manejo como sus competidoras. Así pues dependerá mucho qué tipo de fotografía y cuál sea el estilo del fotógrafo, para valorar completamente su potencial.

Su precio es de 6.860€, una cantidad 2.000€ menor que la Leica M11 con la que comparte sensor y que sin embargo cuenta con menos elementos tecnológicos como el sistema de autofoco. Así que en cierto modo es una de las mejores formas de disfrutar de toda una Leica sin limitaciones.

+ info | Leica

Compartir en:

Los comentarios están cerrados.

Últimos vídeos