Meta Quest 3, el visor de VR que resucita con las Apple Vision Pro, a prueba

El visor VR Meta Quest 3 tiene las claves para democratizar la realidad virtual, pero le falta el empuje y las apps de las Apple Vision Pro

Por

Meta (Facebook) presentó su nueva generación de visores VR Quest 3 el año pasado, pero la verdad es que su despliegue mundial parece lastrado por los tropezones del metaverso de Zuck. Sin embargo con la llegada del Apple Vision Pro ha resurgido como la alternativa barata para entrar en el mundo virtual.

Para ser exactos barata tampoco es, porque su precio supera los 500 euros. pero desde luego es bastante más asequible que los 3.500 euros que cuestan las Apple Vision. Además Quest 3 si se vende e nivel internacional, cosa que el visor de Apple no hace todavía.

Centrándonoslas en las Meta Quest 3 hay que destacar el gran avance que supone frente a las Quest 2. Unas pantallas de mayor calidad ofrecen unas imágenes mucho más detalladas y eso se agradece especialmente en las películas y los videojuegos.

Otro punto muy mejorado es la experiencia AR que combina la visión del mundo exterior a través de las cámaras/pantallas del visor y que permite interactuar con el entorno. Anteriormente era una imagen muy poco definida y en blanco y negro. Ahora es en color y permite distinguir bastante bien los detalles de los objetos.

La interfaz y el ecosistema es básicamente el mismo. Un espacio donde se proyectan las ventajas con las diversas apps y que se puede manejar bien con los controladores de mano, o bien de forma reciente con los dedos. Este es un punto clave ya que los mando son menos naturales pero a cambio ofrecen más opciones en los videojuegos.

El visor VR Meta Quest 3 tiene las claves para democratizar la realidad virtual, pero le falta el empuje y las apps de las Apple Vision Pro

Sus puntos débiles siguen siendo la autonomía y la dinámica de uso. Su batería integrada no da para sesiones de más de 3 horas. Claro que su ergonomía acoplada a la cabeza tampoco hace que sea el gadget más cómodo de usar. Además hay que tener en cuenta el factor de aislamiento del entorno que supone el uso de este tipo de dispositivos.

En resumen, el Meta Quest 3 es un importante avance para los defensores de los entornos VR. Todavía tiene camino que recorrer en lo relativo a apps de productividad que aporten algo más que ocio, pero para eso sería necesario un ecosistema de desarrolladores más abierto.

A cambio ofrece una experiencia atractiva y muy adictiva, que entra en conflicto con la gestión de nuestros sentidos en el Mundo Real™, aunque todo es cuestión de acostumbrarse.

+ info | meta

Compartir en:

Los comentarios están cerrados.

Últimos vídeos